Dragoon 93: Disfraces y el Concurso de belleza

Una vez que la campana sonó a las seis, Rudel dejó de balancear su espada y secó el sudor de su cuerpo.

Miró a las espaldas de todos los estudiantes en el patio del dormitorio, que habían comenzado su camino hacia el comedor después de escuchar el sonido.

El entrenamiento matutino que había hecho desde su inscripción había continuado hasta su graduación. Desde los ojos de un extraño, podría haber sido algo digno de elogio.

Pero para Rudel y los estudiantes que se entrenaron de manera similar, era solo normal. Si se relajan, entonces es exactamente lo lejos que se quedarían detrás de los demás.

Se podría decir que Eunius y Aleist eran extraordinarios. Los dos no entrenaban en las mañanas, pero sí dedicaban su tiempo durante otras horas. Sus estilos de vida simplemente no eran adecuados para entrenar temprano……..

 

81+KnVqrU2L

Dragoon 93

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s